Capítulo 2, segunda temporada

Bien, a lo concreto, la educación física (o educación motriz o etc ...).

Te han enseñado toda la vida: mira, tienes que estirar así y asá, tantas veces, tal y tal ... claro ¿y qué pasa? que al final nadie estira, porque es aburrido, porque ni siquiera está claro que sirva para algo, y encima todos estirando igual, cuando cada persona es un mundo y necesita matices e incluso estiramientos distintos unos de otros, pero es que esto llevado hasta donde hay que llevarlo, es hasta que en cada segundo la persona y sólo la persona sabe lo que necesita, en qué matiz, en qué ángulo, con qué fuerza, en qué parte del cuerpo, con qué amplitud ... dirigir esto desde fuera, hombre, de algo sirve, pero es incomparablemente menos efectivo, y si hablamos de la concentración ya ni digamos, si me lo dices tú, rápido desconecto, en cambio, si tengo que estar atento a mis sensaciones, a lo que necesito en cada preciso instante, a lo que me va pidiendo el cuerpo, la atención es plena, se llega a un grado de concentración máximo, y no por casualidad, claro, sino porque en el fondo la mente es sabia y sabe cuándo debe desconectar y cuándo no, entraría en otra serie de disquisiciones, pero me las voy a ahorrar mejor.

Lo de los estiramientos es solamente un ejemplo, fácil de entender, pero se puede llevar al aprendizaje de cualquier técnica , materia, etc ... Y cuando se aprende / practica / se es / se entrena ... así, al final las cosas salen solas, sin ningún tipo de esfuerzo, ni dolor, ni historias ... si, de vez en cuando te caerás o tal o cual, pero es insignificante, es como los gatos, también a veces se caen, calculan mal o lo que sea, pero es insignificante, y desde luego se caen lo mínimo que se pueden caer, porque cuando le dejas que sea o le permites que sea, o creas las condiciones para que sea, o la persona por sí misma aprende a ser, lo que hace es igual a lo que puede que es igual a lo que quiere que es igual a lo que necesita (José Miguel Castro dixit).

Ah! Y es divertido, es como un juego, y terminas con una sonrisa.

Sí, ya sé que te enseñaron la cultura del esfuerzo, la cigarra y la hormiga, etc ... a mí también ¿y? Que se sigan esforzando ellos, que se sigan golpeando una y otra vez con una piedra en la cabeza, que nosotros seguiremos siendo felices y encima, cuando nos toque compararnos con ellos, les ganaremos y encima sin esforzarnos, sino solamente siendo nosotros mismos, con absoluta facilidad, y encima nos divertiremos, y encima seremos compasivos, porque no tendremos ninguna necesidad de demostrar nada, hasta que ellos también se den cuenta de que algo no están haciendo bien y entonces nos comiencen a imitar, hasta que se den cuenta de que no necesitan imitarnos, y entonces ya todos estaremos en lo mismo y como hermanos, viviendo una vida con sentido, en la que somos nosotros mismos.

¿Te convenzo o no? Anda, pásate ya al bando de la educación en el ser, al menos compruébalo por ti mismo, y si funciona, si estás de acuerdo, entonces también podrás ayudar a otros a ser ellos mismos.

Share

El futuro o ¿cómo creo que debería ser la educación ya?


Tengo tanto que decir que no sé ni por dónde comenzar, pero bueno, ahí va:

A estas alturas ya tengo muy claro cómo debería ser la educación ya, como debería ser el aprendizaje, cómo he comprobado una y otra vez que el aprendizaje crece de forma exponencial, y es tan absolutamente sencillo, pero al mismo tiempo tan absolutamente revolucionario, y no porque sea nuevo, que creo que no me queda otra alternativa que explicarlo directamente a quien quiera escuchar y ponerlo en la práctica trabajando como educador en cuanto pueda, en cuanto encuentre alguien que me apoye y confíe en mí lo suficiente como para atreverse a hacer las cosas de una forma totalmente distinta.

Pero creo que no soy imprescindible en todo esto, porque mis ideas son las de otros, las he aprendido de otros y creo que hay muchas, muchísimas personas en el mundo que ya trabajan así y que históricamente han trabajado así. Bueno, explico.

El aprendizaje, comprobado por mí mismo en todos los ámbitos, desde la matemática, al aprendizaje de un instrumento musical, a la gimnasia, al fútbol y a un idioma, se multiplica en cuanto es la propia persona la que dirige su propio aprendizaje, en cuanto la propia persona, siguiendo sus impulsos internos, hace aquello que quiere, que es igual a lo que puede, que es igual a lo que necesita (José Miguel Castro dixit).

El ámbito del deporte es clarísimo, pero también los demás, mis ideas también son muy parecidas a las de Paco Seirul·lo, quien defiende las sinergias intersistémicas que se dan dentro de la propia persona, cuando es ella misma la que configura su propio proceso de entrenamiento, aunque creo que yo soy en ese sentido un poco más radical, quizás porque estoy menos condicionado por una exigencia competitiva.

Mis ideas son exactamente las mismas de José Miguel Castro o Arno Stern, aunque creo que ellos también están demasiado limitados a un ámbito concreto como el del dibujo, o la pintura, aunque en el primer caso con algo más de libertad, ya que trabaja también con arcilla y movimiento.

Pero a fin de cuentas todo es igual, todo es exactamente igual, y la esencia de todo, bajo mi punto de vista, se encuentra en el ser, en el momento en el que la persona conecta con su ser y actúa desde ahí, y cuando digo ser podría decir perfectamente espíritu o alma, porque es lo mismo, la persona sabe exactamente lo que debe hacer en cada momento, funciona un poco por instinto, por lo que siente, y entonces es maravilloso, y creo que no es muy difícil aprender a conectar con el ser, de hecho creo que es lo que hacen muchos niños (si no todos) antes de ser domesticados, en realidad de lo único que se trata es de quitar un poco el polvo acumulado por tantos años (en algunos casos más y en otros menos) de adoctrinamiento, y recuperar aquello que tenemos por el mero hecho de estar vivos.

Perdemos la capacidad de sentir, yo perdí la capacidad de sentir a base de años y años de instrucción intelectual, de obsesión por los objetivos, y las notas, y todo eso tan intelectual y tan perfectamente ignorante de todo aquello de lo que estoy hablando en este post.

Podría citar algo así como 10 o 15 referencias distintas de autores reconocidos que ya han hablado de esto, pero no sé si vale la pena, en cualquier caso, ahí van una serie de palabras clave: educación creadora, Timothy Gallway, movimiento auténtico, seitai, "Zen en el arte del tiro con arco", hacer sin hacer, entrega, fluidez, naturalidad, ausencia de esfuerzo, "on fire", flow, Csikszentmihalyi, U theory, Claudio Naranjo, Wild, educación libre, educación democrática, educación en Finlandia, Ken Robinson, Albert Casals, Steve Jobs, Ferran Adrià, José Pacheco (Da Ponte, Âncora), Krishanmurti, aprendizaje en espiral, Yaacov Hecht, Andrés Waksman, etc ...

Pero es todo absolutamente sencillo, y tan fácil, tan fácil, que parece increíble que las cosas se hayan pervertido, se hayan transformado tanto con el tiempo, como para llegar al estado actual, en que la mayoría de las personas al llegar a la edad adulta han perdido la capacidad de sentir, y yo entre ellos, hasta que poco a poco gracias a mi curiosidad y persistencia he conseguido reconectar conmigo mismo, lo cuál en el fondo tampoco es taaan difícil, pues no se trata de algo que nadie le pueda ni dar ni quitar a uno, venimos con ello de fábrica.

Me atrevería a decir que los beneficios de reconectar con el ser y aprender, e incluso vivir desde ahí (y sin el incluso), tiene otros beneficios a nivel psicológico / terapéutico, pues la persona libera también todo aquello que tiene reprimido en su inconsciente de una forma sana, no invasiva para nadie, y entonces también sana poco a poco psicológicamente, puede volver a sonreir, a sentirse bien consigo misma, a aceptar ser lo que es, etc ... y creo que la consecuencia natural de todo esto es el amor, al final a lo que va es al amor y a lo sagrado, a lo profundamente sagrado que tenemos dentro de nosotros, y eso en lo que se traduce es en felicidad y paz interior.

Si no estuviera muy seguro de lo que estoy diciendo no lo diría, y para todos aquellos que digamos quieran una receta, les diría: "déjate ser, sin forzar ni reprimir", es algo así como que tú no puedes voluntariamente hacer que las cosas sucedan, pero sí puedes de alguna forma renunciar a tu voluntad y entonces darte cuenta de que no la necesitabas para nada. ¿Es demasiado atrevido decir ésto? Ni siquiera Claudio Narajo se atrevería, porque diría que entonces "la persona no es libre", ya que si sólo hace lo que le sale hacer de forma espontánea, entonces no elige, y por lo tanto no es libre ...

Bueno, señor Claudio (y agradeciéndole todo lo que aprendí gracias a usted, que fue algo así como la llave que unió todas las piezas o intuiciones anteriores que había tenido durante mi vida, al ver el absurdo de muchas cosas, es decir, fue verdaderamente mi maestro), quizás usted no haya tenido la valentía de llevar las cosas hasta el final, no limite a los demás, afirmo, categóricamente y sin ningún rubor: no creo en la voluntad, en términos de una frase que por lo menos se atribuye a Schopenhauer: "uno puede hacer lo que quiera pero no querer lo que quiera", al final, en último término la libertad es una ficción, nadie es libre, pero al mismo tiempo todos nos podemos sentir libres gracias a la entrega (del ego / yo). Byron Katie es mucho más clara en este sentido, sin tapujos, sin cortapisas, y viene a decir algo así como: "abandona la ilusión del control". ¿Te da miedo? Ok, entonces sigue como estás, a ver si eso te hace más feliz o más seguro ... El problema es que no tenemos miedo de lo que deberíamos tener miedo, que es del absurdo de pretender tener una seguridad o aferrarnos a algo.

El budismo se acerca algo a algo de lo que he dicho a través de la conciencia, pero en último término también se basa en el control o autocontrol, y sin negar sus beneficios, su transparencia, los efectos que he visto en personas que lo han practicado durante mucho tiempo, extraordinariamente positivos (discípulos de Tulku Lobsang) algo falla, no sé el qué, pero algo falla.

Aprovecho también para dar otro palito a una psicóloga que tuve un tiempo, de nombre Lorena (omito los apellidos), hablando de que el miedo era algo bueno, en tanto permitía que la persona mantuviera acciones digamos no dañinas para sí misma, como que era una respuesta instintiva sana: mira, chica, no, no te atreviste, sigue con tus miedos y sigue transmitiendo tus miedos a tus pacientes, quizás algún día te des cuenta de que no necesitabas todo eso, quizás algún día tengas la valentía de no seguir autoconvenciéndote de aquello que en último término no se puede sostener.

Creo en Dios, creo en la naturaleza absoluta de todas las cosas, creo en el alma, en el espíritu, en la trascendencia de la vida, y en toda una serie de cosas que superan de una manera inconmensurable aquello a que en el momento de nacer nos vemos circunscritos, que no es más que una limitación de aquello que en realidad es insondable. Creo que la realidad preexiste a la vida, y que la vida es solamente una de sus manifestaciones, y a esto me ayudó algo haber tomado ayahuasca una vez, es como que la realidad es algo perenne y la vida algo temporal pero que es apenas no sé cómo decirlo, como apenas conciencia. No creo que la muerte sea como un desmayo, sino más bien como una constatación del absurdo, de la invalidez de aquello que creíamos, que era que esto es todo lo que hay, la realidad en último término sólo puede ser permanente y lo que vemos, verdaderamente una ilusión, de otro modo creo que haría mucho tiempo que el Sol y todas las estrellas se habrían apagado. La conciencia, el tiempo y todo lo demás, es lo que creo que es temporal, la realidad no, y creo que es posible que en el momento de morir nos demos cuenta de esto y por eso en último término aceptamos / nos entregamos a la muerte y recuperamos la paz. La ceguera la tenemos nosotros, no los que mueren o han muerto. Pero también creo que el hecho de que estemos aquí tiene un sentido, una función, que es algo así como conectar este mundo material con el mundo eterno y espiritual, unir los dos mundos, no sé cuál es el fin de mundo material, no sé para qué existe, cuál es su necesidad, pero alguna función debe cumplir, en cualquier caso nosotros somos algo así como un puente entre los dos mundos, y esto tampoco es muy original, pues si no lo entendí mal, ya lo ha dicho Eckart Tolle y muchos otros, también el yoga nos habla del mundo como "una ilusión", y cuando unimos las manos en sentido espiritual (namasté) es esto lo que estamos queriendo significar o con lo que nos conectamos.

Por último: los asesinos no son culpables, nadie es culpable, nadie elige como nace, ni la vida que se ve llevado a vivir, nadie en último término es libre, y véame libre de juzgar a nadie. No te ensañes, si te ensañas, estás siendo tú malo y estás en contacto tú con eso que estás criticando o juzgando, ¿o no?

Todos sabemos esto, no hace falta explicarlo mucho porque todo el mundo entiende un párrafo como el anterior. Lo que está sucediendo con Óscar Pistorius ahora mismo en África del Sur me parece un triste ejemplo de teatro y ensañamiento con una persona. Si le quieres condenar, condénalo, puede que sea incluso bueno para la persona y para la sociedad, pero no te ensañes, no lo juzgues en un sentido moral, porque ni tú ni nadie somos nadie para juzgar a nadie, no me gustaría ser ese fiscal, triste papel el suyo.

Creo que no tengo mucho más que añadir, mi trabajo está en el ámbito educativo, ese será mi granito de arena a este mundo y comparto todo esto porque creo en ello, y creo que no puede ser malo hacerlo cuando por lo menos es sincero.

Sin más, hasta la próxima.

Pensar menos y escuchar más

¿Por qué si los profesores tienen claras las medidas que hay que tomar para mejorar la educación, no se les escucha? ¿Tiene que partir una reforma educativa de las altas esferas? Y ¿tiene que haber realmente una reforma educativa? ¿No sería mejor una evolución constante, una mejora constante derivada de la propia realidad?

Dicho esto, que la gestión de la educación debería ser independiente del color político lo tengo tan claro como que el poder judicial ha de ser independiente del poder político.

Aprendizaje autodirigido (José Miguel Castro)


"..."

Imaginad que la escuela, debido al progresivo adelanto de la edad de escolarización, asumiese e incluyese en su programación los aprendizajes de comer, andar y el de la lengua materna; y que terminado el periodo de escolarización, saliesen casi todos los niños aborreciendo comer, en silla de ruedas y temerosos e incapaces de balbucear apenas palabra alguna y que todo esto lo aceptásemos como algo natural. ¿Cómo la escuela no ha establecido, hace tiempo ya, una relación directa entre el fracaso total en el aprendizaje del dibujo y su pretensión de enseñarlo, su forma de ponerlo en práctica y la manera de utilizarlo abusivamente después? No por maldad, desde luego, sino por puro desconocimiento (pues no hace tanto tiempo que yo mismo practicaba algunas, o casi todas, de las perversas variantes en que se obliga a dibujar).

Algunos autores han difundido una idea hoy plenamente aceptada: el dibujo infantil es un fenómeno con un punto de arranque torpe, una lenta evolución, un estadio de apogeo, "estado de gracia", seguido de una fase de agotamiento con un final previsible, hacia la preadolescencia. Así pues, dibujar o pintar atendiendo a un impulso inapelable y hacerlo felizmente, sin propósito alguno, con placer, con un ensimismamiento y seriedad excepcionales, jugar y llevar el hecho de ser persona a su más alto rango, ser mujer o hombre plenamente, según ellos, sólo seria posible durante un corto periodo de la vida llamado infancia y solamente unos pocos seres, especialmente dotados por la naturaleza o, quién sabe, inspirados por qué experiencias personalísimas, continuarían este camino: los llamados a ser artistas.

Sin embargo, cuando el juego continúa, lo cual, hasta ahora, solamente es posible en las condiciones de la educación creadora, en el espacio creado por Arno Stern (un espacio libre de juicios, de competitividad y consumismo), las imágenes-objeto continúan evolucionando. Los niños dibujan entonces reiteradamente las cosas que aman y desean evocar fielmente, al mismo tiempo que su conocimiento sobre ellas va creciendo, debido a un interés no agotado y creciente también.

"..."

Fragmento de "Introducción a la semiología de la expresión"

"..."

Entonces fue cuando Vega decidió aplicar estos principios allí en la escuela a todos los aprendizajes: leer, escribir, a todo lo que hacían los niños. Ella dejó de enseñar absolutamente y el aprendizaje se disparó en el momento en que dejó de enseñar. Este trabajo ha seguido desarrollándose, no solamente con diferentes juegos, sino con niños mayores en el ciclo de primaria, con niños de 6, 7, 8 años. Siguieron aplicando estos principios y vimos lo que hacían los niños: no solamente cómo aprendían a leer sin enseñanza, o a escribir, sino a sumar, a contar, a multiplicar.... ¿Qué sucede? Lo mismo otra vez, que el aprendizaje se dispara, que los niños van muchísimo más lejos. No solamente más lejos, es que no habíamos conocido hasta entonces niños apasionados con la matemática permanentemente, porque normalmente es una cosa que suele aburrir o cansar, o que nos hacen odiar con la enseñanza. Como veis estos principios los hemos aplicado a todo tipo de aprendizajes.

"..."

Fragmento de "Educación Creadora"

Bookmark and Share

Centros innovadores

He encontrado los siguientes principios aquí: http://www.innovationecology.com. Sugiero pensar en los niños / chicos. En cualquier caso, es sólo mi idea, una más dentro de la organización.

1. Tiempo. Los centros innovadores dan a las personas la oportunidad de abandonar su rutina diaria y dedicar tiempo a pensar y preparar el futuro.

2. Espacio físico. Casi todos los centros innovadores se componen de múltiples áreas de trabajo, cada una con una atmósfera completamente diferente.

3. Equipos y liderazgo. Un equipo fuerte así como líderes visionarios son bloques esenciales en la construcción de centros innovadores.

4. Tolerancia del riesgo. Los centros innovadores incentivan a pensar "fuera de la caja", rompiendo las asunciones y asumiendo riesgos.

5. En un ambiente innovador, la visión y la intención estratégica de la organización es claramente compartida por todos los miembros.

6. Espacio virtual. El concepto de centro innovador virtual, como una alternativa más accesible al centro físico, debería ser más explorado.

7. Procesos estructurados y espontáneos. Mantener un grado de tensión entre estructura y creatividad puede ser útil, y los conflictos inherentes entre ellos no deberían ser completamente resueltos.

8. Gestión del conocimiento. En un centro innovador típico, la biblioteca se localiza en un lugar central para hacer accesibles los recursos de conocimiento "..." así como lugares de trabajo conectados a la red para dar acceso a un conocimiento virtual del mundo.

9. Capital financiero. Las organizaciones innovadoras dedican recursos considerables a las distintas fases de innovación.

10. Diversidad. Experiencias diversas, bagajes culturales, profesiones, pasados académicos, edades y personalidades contribuyen a la creación de diálogos fructíferos basados en múltiples perspectivas.

11. Convertir el futuro en un activo. En las organizaciones que sobresalen en la innovación, el tema de máxima prioridad es el futuro. En otras organizaciones, la mayor parte de atención de la dirección y los empleados se centra en "apagar incendios" y objetivos a corto plazo.

12. Reto. La mayoría de centros innovadores se establecieron en respuesta a retos organizacionales importantes, como por ejemplo, cuando la organización matriz encaraba un riesgo de competencia feroz de agentes externos. La mayoría de las personas responden positivamente cuando se las reta y se las provee de suficiente perspectiva para generar soluciones nuevas.

13. Conversaciones - el principio unificador. Las conversaciones dentro y fuera de la organización son el mayor mecanismo para la generación del cambio y renovar parte de la cultura en curso de la organización.

Medidas de organización para un centro educativo

1. Se crea una asamblea de asistencia voluntaria de la que forman parte todos los miembros del centro (chicos, profesores y personal no docente). Ésta es el máximo órgano de decisión y se reúne con una periodicidad semanal para decidir sobre las propuestas que cualquier persona del centro tiene derecho a hacer.

2. Se crea un jurado formado por voluntarios (chicos / profesores / personal no docente) que evalúa las faltas de respeto a personas, espacios o materiales y decide qué medidas se toman.

3. Los chicos se corresponsabilizan en la gestión del centro (no por delegación sino por ser miembros del mismo exactamente igual que el personal docente y no docente).

--------

A partir de aquí las propuestas que yo haría a la asamblea:

4. Los chicos trabajan por objetivos, no por horarios. Hay espacios habilitados para cada campo de conocimiento.

5. Los padres pueden asistir al centro cualquier día y a cualquier hora, así como hacer propuestas susceptibles de ser aprobadas por la asamblea.

6. Se suprime la obligatoriedad de asistencia a las reuniones, informando previamente de la orden del día vía e.mail.

7. Los profesores pueden pactar entre ellos cambios de rol, de manera autónoma y sin requerir la aprobación de nadie.

8. En el centro se organizan conferencias y talleres por parte de profesionales de distintos campos y de asistencia voluntaria regularmente.

9. En el centro se realiza formación del profesorado solicitada por los profesores, buscándose los profesionales adecuados para ello.

¿Educación democrática?

¿Es posible ser democrático sin adoptar el punto de vista del otro?

¿Es necesario ser democrático si se adopta el punto de vista del otro?

¿Es necesario adoptar el punto de vista del otro si se es auténtico?

Bookmark and Share

IDEC - 2010 (Tel Aviv: 6 al 13 de Abril)

Versión sintética

Me quedo con los dos principios para mí fundamentales de la educación democrática:

- Aprender en lugar de enseñar / aprendizaje autodirigido / la iniciativa la tiene el que aprende. Janusz Korczak

- Círculos / sociocracia. Se escucha mucho más de lo que se habla. Knowmads

Versión extendida

Isaac insiste: "es que esta es la mejor manera de aprender", un profesor universitario: "lo más importante es lo que consideramos significativo", el aprendizaje en espiral se repite en "Democratic Education: the beginning of a history" de Yaacov Hecht (se pasa de lo que se sabe a lo que no se sabe y luego de nuevo a lo que se sabe y de nuevo a lo que no se sabe ...); Hans pregunta una y otra vez, cuestiona la imposición, el carácter dictatorial de un director de escuela no democrática, Anna se refiere a "la llamamos democrática, pero en nuestro centro sólo sirve el consenso de todos, lo cuál es anarquismo". Se critica el liberalismo de las escuelas Phorms, las posturas artificiales del que busca ser aplaudido y reclama la atención sin ser consciente de ello, "la educación libre no necesariamente es liberadora, no lo es para el colectivo afroamericano en USA ... el problema es no preocuparse de los demás". "Uno debe integrar en sí mismo lo que oye, me quedo y me llevo la parte positiva". Yo también he tenido la sensación de que me estaban dirigiendo demasiado, necesitamos más tiempo libre, más espacios abiertos, allí donde no hay jerarquías, donde no hay un tema y donde no se cobra por asistir: la aconferencia. "Los chicos necesitan sobre todo conocer bien las matemáticas si quieren entrar en la empresa moderna". Personas que no asisten al viaje organizado final (3 días), pero que viajan directamente desde Alemania hasta Israel sin coger el avión, un anfitrión que me acoge en su casa una semana y me cuenta que ha dormido muchas veces en la calle en el pasado, un argentino que ha cruzado toda suramérica y centroamérica para terminar en Israel, donaciones de personas adineradas para financiar las escuelas de Hadera, Givat Olga ... Los future centers, las ciudades educativas, true colors en los perfiles de comportamiento de las personas, estilos de aprendizaje, no juzgar, las personas valen todas lo mismo, unión entre el entorno y la escuela, chicos que sonríen, que defienden su escuela, que quieren viajar, que no juzgan, que son acogedores, las artes y la creatividad, la autonomía, la iniciativa, el trabajo voluntario, la humanidad, la expresión de lo único de cada uno, el trabajo en equipo, la búsqueda de la unión del mundo de los negocios y la educación, knowmads, ideas y más ideas ..., voces que piden una medida científica que de credibilidad a la educación democrática, los círculos y más círculos y más círculos: todos hablamos, todos somos escuchados, música y más música y más música maravillosa, hay quejas sobre la comida, no nos podemos quedar en las palabras, hay que implementar, llevar a la realidad, todo el mundo necesita ser escuchado, pero los turnos de aquellos que forman parte de la organización son demasiado largos, aquí también cuesta sostener las miradas, los adultos reflejan el dolor, el miedo, el resentimiento, en los ojos. Los chicos (incluídos los mayores) reflejan tolerancia, respeto, comprensión, aceptación ... entusiasmo por la música, por el vídeo, por la danza, la informática, los deportes (referencias al Barça), ambientes un tanto caóticos, flexibilidad, flexibilidad y evolución. Juego, los niños tienen voz, John que juega al ping pong con ellos, subasta, se educa para el presente, cada día cuenta, hoy cuenta, el "ya lo entenderás cuando seas mayor" no tiene cabida, hay problemas económicos, hay personas en todos los lugares, hay personas, se habla, se habla, se habla, hay entusiasmo, se echan de menos las ciencias, entiendo que lo que más condiciona a la educación son las personas que la hacen, atraer a personas de un carácter científico hacia la educación democrática sería lo mejor que podría pasar, me queda claro que es la diversidad lo que enriquece al conjunto. Todos buscamos amor, somos democráticos, tenemos ideas, entusiasmo ... pero al final ninguna idea, ni siquiera la "educación democrática" justifica el vivir para mañana o vivir por los demás, ser y ser hoy, estar y estar aquí, vivir y vivir ahora, escuchar y escuchar las voces interiores, el riesgo frente a la seguridad, la vida no se puede aplazar, la educación democrática no la aplaza, la aceptación, la entrega, reconocer que el mérito nunca es nuestro sino de eso que somos y no nos pertenece, tener criterio, no temer a equivocarse, ser uno mismo ... ¿seguimos?

¿Qué pienso de la educación democrática?
Que no me interesa hablar de ella, sino dejarme llevar de la mano por la vida en todos sus matices (también los que duelen).

¿tú eliges?
¿y tú quién eres?

Janus Korczak, te admiro profundamente. "Uno sólo es la mitad de la historia".

Todo esto dicho con una sonrisa.

Bookmark and Share